El síntoma es la mejor respuesta que hemos sabido dar a unas circunstancias difíciles.

En la Mediación Terapéutica, se contempla la resolución del conflicto de una forma integral. Se utilizan técnicas psicoterapéuticas sistémicas, gestálticas, cognitivas, etc., con el fin de abordar las dificultades emocionales, cognitivas o relacionales que dificultan la comunicación, la cooperación y la negociación entre las personas en conflicto.

Se puede aplicar en los ámbitos más diversos: conflictos de intereses, problemas de convivencia, separación, reparto de herencias, etc.

El objetivo es promover la comprensión mutua y facilitar la elaboración conjunta de una solución equitativa, que pueda ser aceptada por todos.

Principales Aplicaciones