La Salud Mental no consiste sólo en la disminución o eliminación de los síntomas, sino en promover, alcanzar, e intentar mantener el mayor grado posible de bienestar.

La Psicoterapia es un instrumento terapéutico de intervención psicológica destinado a restablecer, potenciar, mejorar, preservar y mantener la Salud Mental.

El proceso terapéutico permite que el paciente vaya elaborando su problemática con un nivel de profundización creciente. Se evalúa la posible existencia de trastornos mentales subyacentes, y se diseñan intervenciones terapéuticas totalmente personalizadas para cada paciente.