La psicoterapia consiste, fundamentalmente, en compartir con un profesional de la psicología un espacio de seguridad y confianza en el que puedas explorar en profundidad tus experiencias vitales, observar cómo te estás relacionando con ellas y sentir cómo te afectan.

La psicoterapia te permite indagar en el conjunto de factores que te producen malestar psicológico, para comprender su origen y su función. Es un contexto en el que, junto al psicoterapeuta, puedes reflexionar sobre ti mismo, cuestionarte y encontrar nuevas formas de afrontar los problemas, sin dejar de ser lo que ya eres.